Pico Gilbo

Hicimos la ruta el 25 de Octubre de 2015
Ida y vuelta: 6.4 km
Desnivel:  564 m
Dificultad: de 1 al 5 criterio MIDE  ?



Desde que subimos al Pico Yordas el pasado mes de junio (ver ruta), nos quedó grabada en la retina una espectacular pirámide de roca, que se alzaba majestuosa sobre las aguas del embalse.

Se trataba del Pico Gilbo, pero no es de extrañar, que algunos montañeros, hayan decidido bautizar a esta cumbre como "El Cervino Leonés".

En esta ascensión, nos acompañará nuevamente Paco, a quién últimamente, la montaña, parece haberle cautivado, como a todos nosotros...

Para hacer la aproximación más llevadera, nos acercamos la noche del sábado hasta Riaño, donde pudimos disfrutar de una buena cena y una agradable tertulia. 

No hubo prisa en acostarse, ya que quiso el azar, que los caprichos de los cambios horarios, nos regalaran esa noche, una hora más de sueño.


Mapa de IGN

A la mañana siguiente, antes de cruzar el puente sobre el embalse, "el Cervino leonés", amanecía cubierto por la niebla...

Vistas al Gilbo, bajo la niebla, desde el puente de Riaño

Iniciamos la ruta en el pueblo de Horcadas, donde tras aparcar el choche, nos dirigiremos hacia la Iglesia que veremos en lo alto del pueblo.
En la misma entrada del pueblo, encontraremos una fuente donde poder cargar las cantimploras.

Aparcando en Horcadas junto al albergue
 Vistas hacia la Iglesia desde el lugar donde aparcamos

Por encima de la iglesia, veremos que sale una pista que tiene en su inicio un Panel Informativo, proponiendo una ruta de senderismo por el Collado el Baile.
Nada más pasar el Panel Informativo, tomaremos el primer desvío a mano derecha, que nos llevará cruzando un bosque de robles hasta el Cueto de las Vegas.

Panel al inicio de la pista y camino a seguir
 Pronto tendremos a la vista nuestro objetivo
Cruzando el bosque
 Llegando al Cueto de las Vegas

Una vez que la pista nos lleva hasta el Cueto de las Vegas, podremos ver una gran fuente a nuestra izquierda. En ese punto abandonamos la pista y comenzamos a dirigirnos hacia la base del pico, siguiendo algunos senderos ganaderos que avanzan en esa dirección.

Vistas desde la pista de la fuente y del camino que seguiremos tras abandonar la pista
 Vistas al suroeste desde el punto donde abandonamos el camino
 Punto donde abandonamos el camino
 Avanzando hacia la base del pico
 Panorámica con las vistas del camino aproximado que seguimos durante la subida

Una vez que nos situamos en la base del pico, deberemos fijarnos en un hombro situado a la izquierda de la cima, e ir por la campera aproximándonos a la roca.
Pronto aparecerán los hitos, que nos irán guiando hacia el hombro.


Camino a seguir desde la campera situada en la base del pico
 Panorámica hacia el Este
 Rebecos a lo lejos en la zona por la que subiremos
 Camino a seguir hacia el hombro

Una vez alcanzado el hombro, comienza la parte más pindia del recorrido.
Se trata de una sucesión de hitos que nos hacen ganar altura rápidamente hacia la cresta, pudiendo ser necesario el apoyo de las manos en algunos momentos, aunque sin mayor dificultad.


Secuencias de la subida hacia la cresta
Vistas al Sureste durante la subida
 Vistas al Noreste durante la subida
 Paco siguiendo los hitos

El último tramo antes de alcanzar la cresta, se vuelve un poco más vertical, siendo preciso utilizar ambas manos en un tramo de unos tres metros.


Superando el último tramo para salir a la cresta
 Paco alcanzando la cresta
 Vistas al Oeste una vez alcanzada la cresta

Nada más alcanzar la cresta, nos encontramos con Iván (Flex), que venía recorriendo la cresta en sentido contrario. Tras una agradable charla con él, acabamos descubriendo que éramos "vecinos" y que incluso teníamos conocidos en común.
Desde aquí, le enviamos un fuerte abrazo y nuestro deseo de volvernos a encontrar por las montañas.

Cotoya Pindia con Flex en la cresta del Gilbo
Panorámica desde la cresta hacia el Oeste

Una vez en la cresta, no tendremos más que avanzar por ella hacia la cumbre.
Al principio se camina sin problemas, pero poco a poco la arista se va estrechando, hasta el punto de tener que echarnos a un lado de la cresta y utilizar el apoyo de las manos para la progresión.
La niebla había dejado la roca mojada y se encontraba algo resbaladiza, por lo que tuvimos que progresar con los cinco sentidos en "máximo rendimiento".


Camino que seguimos hasta salir a la arista y comienzo del cresteo
Avanzando por la cresta en algunos pasos algo más expuestos
Vista atrás, con Paco superando una zona expuesta
Vistas desde la arista a la zona del Yordas
La cima del Gilbo vista desde la arista
Avanzando por los últimos tramos de la cresta

Poco antes de alcanzar la cima, debemos abandonar la cresta por nuestra derecha para bordear un afilado espolón, tras el cual se encuentra la cumbre.

Camino a seguir para bordear el espolón
Vista atrás mientras se abandona la cresta para bordear el espolón
Cima del Pico Gilbo 1.677m
En la cima del Gilbo
Vistas a Riaño desde la cima
Vistas cimeras

Pequeño vídeo de cumbre 360º



Vistas al Espigüete (ver ruta) desde la cima

Para el descenso, seguiremos la cuerda hasta el primer collado, por donde tomaremos un canal que baja por nuestra izquierda y que se encuentra bien hitado.
En nuestro caso, una vez en el collado comenzó a llover, haciendo que la bajada del pindio canal se convirtiera en toda una prueba de equilibrio, con una roca muy resbaladiza que no permitía el más mínimo error.

Camino a seguir de la cima hasta el collado
Inicio del descenso de la canal y de "los equilibrismos"

La canal nos acaba sacando a un corredor, que va perdiendo altura por la ladera de la montaña, en dirección a una zona conocida como La Pedrera, que es por donde haremos posteriormente el pase a la otra vertiente.

Avanzando por el corredor tras bajar la canal
Panorámica durante el descenso
Vista atrás durante el descenso
El otoño, el Yordas y el embalse...
Vistas durante el descenso

Una vez alcanzamos el collado de La Pedrera, seguiremos los hitos que nos irán conduciendo campo a través hacia el Alto de Vallarqué, donde enlazaremos con unos senderos ganaderos hasta una portilla.

Vistas del camino a seguir desde el collado de la Pedrera
Vista atrás durante la bajada desde el punto donde enlazaremos con el sendero ganadero
Avanzando por el sendero ganadero

Deberemos cruzar una portilla que da paso al Prado de la Collada. Existen algunas marcas de pintura y algunas señales de PR, que encontraremos dentro del prado tras pasar la portilla.

Portilla que da acceso al Prado de la Collada
Camino a seguir por el Prado de la Collada

Al final de Prado de la Collada, encontraremos una señal con varias direcciones. Deberemos seguir la que indica CARANDE.
Este camino, girará a la izquierda unos 150m después de la señal, para seguir en sentido Carande, al llegar al Collado de El Baile, pero nosotros seguiremos de frente por el camino principal hasta llegar de nuevo a Horcadas.

Camino a seguir junto al letrero en dirección a Carande
Cruzando de nuevo una zona boscosa
Últimos metros del camino antes de llegar a Horcadas
En rojo camino del regreso, en amarillo camino seguido para la ida por detrás de la iglesia
Fin de Jornada!!

Se trata de una ruta de poca exigencia física, aunque con algunos pasos técnicos donde se hace necesario poner la máxima concentración.
Requiere el uso de las manos en varias zonas del recorrido y hay que transitar por pasos aéreos y con notable patio, que no serían recomendables para gente no habituada a la montaña.
La ruta se encuentra bien hitada y no resulta compleja de seguir.

24 comentarios:

  1. Ayer pasamos por delante del Gilbo y siempre me impresiona su esbelta cara norte. A pesar del nivel bajo del pantano y del otoño apurado, soberbia ruta. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte sois culpables de que hayamos realizado esta ruta, pues desde que vimos vuestra entrada al Gilbo, la dejamos apuntada en la lista de pendientes.
      Un abrazo para los dos!

      Eliminar
  2. Como siempre todo precioso chicos...un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Diego, no dejes de lado la oportunidad de subir esta cima si se te presenta la ocasión.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Vaya fotos mas guapes que salieron con la niebla. Una cumbre muy guapa que no conozco y que tengo que remediar. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es de las que tu llamas "disfutona", así que seguro que lo pasáis genial cuando vayáis hacerla. Un abrazo!

      Eliminar
  4. El entorno de Riaño es espectacular, pero el Gilbo sobresale entre ellas por su corte.
    Y cómo están los bosques...

    Saludos Cotoyas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pepe, una montaña espectacular. Los bosques estaban increíbles pero para serte sincero, las fotos no le hacen justicia a la realidad.
      Saludos!!

      Eliminar
  5. Me encantó la ruta.
    El paisaje increíble con un gran abanico de colores que no se aprecian del todo por el día gris que hubo.
    La próxima vez que sea tan protagonista en el vídeo y pongáis una música tan animada. Me marcaré un baile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que lo pasamos bien!!
      Después de nuestra charla en la cumbre, la música la pusimos en tu honor jajjaja..
      A ver cuando volvemos a disfrutar de tu compañía.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  6. El otro día q estuvimos pie la zona ya vimos la altivez del Gilbo. Precioso y detallado recorrido acompañados por un otoño escandaloso en la zona. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma!!, era un pico que ya teníamos ganas de subir y como se trata de una ruta corta, nos pareció perfecto para el pasado domingo. Los colores del otoño ciertamente resultaban escandalosos, aunque como le comentamos a Javier, la cámara no pudo captar toda su esencia por culpa de esa constante neblina.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Cómo nos gustó la zona cuando estuvimos este verano por allí. Sin duda uno de los entornos más guapos de montaña y que sorprenderá a aquellos que no lo conozcan. Seguiremos por aquí en el sur atentos a vuestros magníficos reportajes y descubriendo gracias a vosotros maravillosos lugares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susej! nos acordamos de vosotros y de vuestras incursiones por la zona mientras preparábamos la ruta.
      No sabes lo que nos complace poder servir de "hilo conductor", para haceros llegar las montañas que tenéis en el Norte.
      No olvides informarnos de tus planes si vuelves por aquí, pues sería genial poder coincidir en alguna ruta.
      Un abrazo desde Asturias!

      Eliminar
  8. El entorno del embalse de Riaño es de ensueño. Lastima de tiempo. Lo hice con un tiempo esplendido y las vistas son maravillosas
    La cresta, hay sitios que dá panico, no sabes a donde mirar y la pasé dos veces ida y vuelta
    Pero disfrute como un enano¡¡¡ Cuando acabe !!!. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sebas, las vistas son de ensueño.. el tiempo como dices no acompañó y hacía algo más resbaladiza la cresta, pero también disfrutamos un montón.
      Un fuerte abrazo amigo!

      Eliminar
  9. Otra ruta de las guapas, vaya carrerón que lleváis, una buena y la siguiente mejor! Nosotros esa zona la tenemos sin estrenar prácticamente....es una pena, porque parece preciosa....pero la distancia, nos mata.....habrá algún día que decidise y arrancar para allá.
    Un saludos chic@s!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruzar el Tarna a veces da algo de pereza, jajaja.. pero os va a merecer la pena, la zona tiene una alternativas preciosas para todas la épocas de año. No os va a defraudar!!
      Un abrazo para los dos!!

      Eliminar
  10. El Gilbo es uno de esos totems de la montaña leonesa que a estas alturas ya ha alcanzado el apelativo de "eterno pendiente", ja, ja. Siempre me digo que tengo que ir, pero siempre encuento disculpa para posponerlo. A ver cuando le pongo remedio. La verdad que esta época en la que fuisteis vosotros es una pasada, con los bosques como estaban.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no podemos más que recomendártelo.
      Tal y como nosotros la hicimos es una ruta cortina, perfecta para un domingo.
      Bien es cierto que los bosques estaban preciosos, mucho más de lo que se aprecia en las fotos! UN ABRAZO!

      Eliminar
  11. El Gilbo no defrauda nunca. Es un pico que hace que deje de obsesionarte los picos altos. No he visto por tú mapa que hayas subido al Cueto Ancino, el k2 leones, que es del estilo.
    En Cantabria el pico San Vicente es el Cervino Cántabro.....cuantos Cervinos!!! Tenéis alguno a Asturias?
    Estoy fascinado con la web, las fotos, los nombres de los picos en las fotos las indicaciones.....chapo!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luís!! Que razón llevas con lo del Gilbo...
      Efectivamente no conocemos aún el Cueto Ancino, pero tu recomendación no ha caído en saco roto: en cuanto tengamos ocasión pallá que vamos.
      También nos quedamos con el Pico San Vicente, para cuando se tercie una incursión por tierras cántabras...
      En Asturias, al menos nosotros, no podemos indicarte ningún "Cervino" en particular, aunque teniendo "El Picu" original, suponemos que nos se precisan "Cervinos secundarios" jajaja
      Es todo un honor para nosotros, que te sientas "fascinado" con nuestro blog y nos hace mucha ilusión poder contar con tus apreciaciones y tus comentarios.
      Un fuerte abrazo desde Asturias!!

      Eliminar
  12. holaaaaaa
    Muy buena cronica y un placer haber coincidido con vosotros,
    Muy chula la foto con vosotros.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flex!! El placer ha sido mutuo.
      Nos alegra verte por el blog y esperamos volver a encontrarnos por la montaña.
      Un abrazo!

      Eliminar