Midi d'Ossau

PIRINEOS 
Ruta al Pico Midi d'Ossau pasando por el Refugio de Pombie desde la inmediaciones de Portalet.
Cima del Midi d'Ossau con un mar de nubes
D A T O S    D E    R U T A
Altitud: 2.884m 
Hicimos la ruta 13 el  de septiembre 2018
Ida y vuelta: 16 km
Desnivel: 1.405m 
Dificultad:de 1 al 5 criterio MIDE Criterio MIDE

Mapa señalizado en 3D de la ruta la Midi d'Ossau
Perfil de ruta la pico Midi d'Ossau
Link de descargar en Wikiloc

Ruta marcada sobre el mapa al Pico Midi d'Ossau
Su historia comienza hace más de 290 millones de años, cuando sus rocas fundidas se elevan y nace el volcán de Ossau.
Su color negro restos del magma, su prominencia de 1.090m y su forma piramidal atraen irremediablemente la mirada y el deseo de la ascensión.
Alentados por ese intenso impulso, alcanzamos la cumbre del Midi, con uno de los mejores regalos; el mar de nubes.

PUNTO DE INICIO:
Aproximadamente un kilómetro al norte del Puerto del Portalet, ya en territorio francés, existe una zona de aparcamiento para un gran número de coches, bajo la pequeña cabaña de l'Araille. 


 

Frente al aparcamiento, sale una pista, que tras pasar un pequeño puente, abandonamos por nuestra derecha para seguir un sendero señalizado que se dirige al Refugio de Pombie.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Comenzamos la ruta aún de noche y el amanecer nos fue recibiendo a medida que ganábamos altura hacia el Col de Soum de Pombie.

Vista atrás del camino recorrido desde el punto de inicio

Mientras ganamos altura, se va formando una niebla en el valle...

...que no tardamos en dejar bajo nuestros pies.

Con el cielo despejado, llegamos al Col de Soum de Pombie, donde ya vemos nuestro objetivo
Acercándonos poco a poco al Midi d'Ossau

En el collado existen indicaciones de varias rutas, pero nosotros seguimos camino del refugio.

El sol acaricia la cima del Midi, mientras ponemos la vista en el Col de Suzon, a donde nos dirigimos.

La niebla estancada en el valle, nos regala bonitas postales camino del refugio

Llegamos al Refugio de Pombie, situado junto al lago del mismo nombre.
Middi d'Ossau, lago y refugio de Pombie

Junto al refugio encontramos también letreros indicativos de varias rutas.

Aprovechamos la fuente del refugio para repostar...

...pues no encontraremos más agua hasta que a la vuelta pasemos de nuevo por esta fuente.
Cogiendo agua en la fuente del Refugio de Pombie


La carpa Marabout; el refugio tiene sus recursos para ampliar la capacidad cuando es necesario

Seguimos el camino hitado hacia el Col de Suzon, ahora por un incómodo pedrero...

...hasta que se recupera el visible sendero.

Vistas al Midi desde el Col de Suzon...
Una mirada al Midi d'Ossau desde el col de Suzon.

...y vistas al Norte.

Una mirada atrás con el refugio al fondo.

Desde el collado, podemos visualizar el croquis de lo que va a ser la subida al Midi...
Chimeneas marcadas de la ruta al Midi d'Ossau

...y mientras nos acercamos a su base, seguimos disfrutando de las vistas.

Aparece por fin el Balaitús, que esperamos poder subir en un par de días.

Mientras llegamos a la base, vemos a unos montañeros subiendo asegurados la primera chimenea.

La primera chimenea, comienza justo a la izquierda de una placa que veremos al finalizar el sendero.

Se trata de una estrecha grieta con buenos agarres....

...sin grandes sensaciones de patio...

...que se supera con relativa facilidad...

...y que en su parte parte final, vira a la izquierda, donde encontramos una clavija para facilitar el paso.

No obstante, existe una reunión con una cadena en la parte alta por si se quiere asegurar en la subida o se desea rapelar en el descenso.

Tras la primera chimenea, seguimos una sucesión de hitos a nuestra derecha, con pequeños apoyos puntuales de las manos, camino de la segunda chimenea.

En la segunda chimenea, alcanzamos a la cordada que llevábamos delante, y debemos esperar unos minutos a que acaben de subir.
Esta segunda chimenea, se puede subir por la propia grieta, más protegido pero con una roca algo más pulida y en la parte final salir a la derecha, o bien por la zona que lo está haciendo la cordada que llevamos delante, algo más expuesta pero con mejores agarres.

Nosotros decidimos hacerlo por donde la cordada, aunque no vimos necesario el uso de la cuerda.

En la parte final hay que hacer una pequeña travesía a la derecha.

Al finalizar la chimenea, existe también una reunión para asegurar o rapelar. 
Mientras la cordada que llevamos delante recoge el material, aprovechamos para tomarles la delantera.

Con la altura las vistas no hacen más que mejorar.

Continuamos ahora ganando altura por zonas sencillas e hitadas, pero que pueden requerir algunas trepadas.

Abajo vemos el punto donde sale la segunda chimenea, con la cordada que acabamos de pasar aún en él.

Vamos siguiendo los numerosos hitos que nos acercan a la tercera chimenea...

...consistente en sencillas trepadas sin gran exposición...

...hasta alcanzar la parte final, donde se pone algo más vertical, aunque con muy buenos agarres.

En la parte final ya podemos ver a nuestra izquierda la Cruz del Portillón.

Las vistas desde la cruz, en un día como el que nos ha tocado, son un regalo para los sentidos.
Mar de nubes en la Cruz del Portillón durante la subida al Midi d'Ossau
Mar de nubes en la Cruz del Portillón durante la subida al Midi d'Ossau

Desde la cruz, tenemos por delante un "interminable" pedrero con varias opciones hitadas que nos irán conduciendo hacia la cima.

Poco antes de alcanzar la cima, pasaremos por esta zona donde hay habilitados algunos vivacs.

Ya con la cima a la vista nos resta el cresteo final...

...aunque no nos cansamos de mirar atrás, para disfrutar ese mar de nubes.

El cresteo final también se encuentra hitado ...

...y aunque requerirá una pequeña trepada, resulta sencillo.

Vistas al Oeste desde la cresta

Alcanzamos la cima del Midi d'Ossau a 2.884m
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

Una mira al Noreste...
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

...otra al Norte...
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

...y al Suroeste...
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

...y al Sur.
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

No nos cansamos de mirar en todas direcciones, pero especialmente hacia el Balaitús...
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

... para estudiar la subida por la Gran Diagonal que nos espera.

También nos fijamos en el Vignemale y la Cerbillona que hicimos hace 2 días.

  Aunque existen leyendas anteriores, en 1787 un pastor del Valle de Aspe alcanza la cumbre, levantando un gran hito de piedras visible desde el valle, que diez años más tarde verifica Guillaume Delfau.

Dedicamos nuestro tiempo a disfrutar de la cima...
Disfrutando en la cima del Midi d'Ossau

...y del paisaje.
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.
Mar de nubes en la cima del Midi d'Ossau.

VER Vídeo cimero

Pero todo se acaba y debemos regresar sobre nuestros pasos.

Primero bajamos en busca de la Cruz del Portillón, para empezar por su izquierda la tercera chimenea, que destrepamos sin mayores dificultades.
Mar de nubes en la ruta del Midi d'Ossau.

Seguimos los hitos durante el descenso y ya vemos la repisa donde comienza la segunda chimenea.

Un pequeño destrepe para alcanzarla...

...y en esta ocasión sacamos la cuerda y decidimos rapelar. No es estrictamente necesario hacerlo, ya que para personas habituadas, no supondría grandes dificultades realizar el destrepe, pero ya que habíamos cargado con la cuerda, nos parecía divertido!!

Vistas del rapel desde la parte baja de la segunda chimenea.

VER VIDEO rapelando la segunda chimenea


Continuamos camino de la primera chimenea...

...y al igual que la anterior, decidimos rapelarla. 
En este caso, también se podría haber destrepado sin grandes dificultades si se está habituado a ello.

Vistas del rapel desde la parte baja de la primera chimenea.

Recogiendo el material.

Vista atrás mientras retomamos el sendero camino del refugio.

Panorámica desde la base del Midi

Vistas del camino que tenemos por delante hasta el Col de Soum de Pombie

De nuevo al paso por el refugio...

...y una mirada atrás para despedir al Midi.

Alcanzado el Col de Soum de Pombie, comenzamos el descenso hacia el aparcamiento

Primero nos encontramos con algunos caballos...

...y algo más abajo, con un enorme rebaño de ovejas.

Finalmente enlazamos con la pista...

...y en pocos minutos estábamos en el coche.

Fin de Jornada


 i Se trata de una ruta que requerirá estar habituado a los ambientes aéreos y a las trepadas y destrepes en esas circunstancias.
Aunque el nivel técnico de las trepadas no es elevado, sí sería recomendable ir provisto de una cuerda para acometer con más seguridad algunos pasos o para rapelar las chimeneas más verticales en el descenso.
El uso de casco se hace del todo recomendable, ya que se trata de una ruta transitada en la que es fácil que haya desprendimientos de piedras.
En cuanto a la orientación, se trata de una ruta bien señalizada y fácil de seguir, aunque conviene llevar claras las referencias principales, ya que existen varias alternativas hitadas para la ascensión al pico y no todas tienen el mismo grado de dificultad.

Ver otras rutas de interés por la zona

4 comentarios:

  1. Qué decir del Midi, mole que causa fascinación a todo buen amante de los Pirineos que se precie y en mi humilde opinión la montaña más bonita del Pirineo. Alcanzar su cima ha sido mi mejor momento como montañero, por mejorar alguna cosa de aquella fantástica jornada pues hubiese pedido un mar de nubes como el que tuvisteis vosotros ;-) Fantástico!! Doy fe en lo de la obligación de usar el casco, pues rapelando la segunda chimenea se me vino encima una piedra de considerable tamaño, me hubiese gopleado en el pecho de no haber sido hábil y haberme balanceado, aún así me golpeó en la rodilla...
    Bueno, no os entretengo más con mis batallitas jejeje, solo me queda felicitaros por la bonita crónica y daros mi más sincera enhorabuena por haber alcanzado la cima de tan emblemática, bella e imponente montaña.

    Ahora a la espera de que tal os fue por el Balaitús ;-)

    Un abrazo pareja!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una montaña muy, muy atrayente y desde luego que si no la has subido y te gusta la montaña lo vas hacer. Su forma y color es como un imán.
      ¡No pudo regalarnos mejor día! Todo de 10.
      Muchas gracias por seguir los repors y contarnos tus experiencias en esta fantástica mole!
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Enhorabuena por tan emblemática cima, está es una de las que tiene que estar en el saco de todo buen montañero.

    Por suerte esas nubes se quedaron en el valle y os permitió disfrutar de un bonito mar de nubes. Yo no la he subido, pero si todo va bien después de pilares iré a por ella.

    Si bien la parte más comprometida son las tres chimeneas, me han comentado que esa pedrera final hasta la cima se hace muy larga y desde luego aunque no sea complicado destreparlas, más vale ir a lo seguro y rapelar.

    Estaré atento a la entrada del Balaitous.

    Salud y montaña!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Muchas gracias por tus palabras Eduardo! Seguro que tu cercana ascensión acaba dejándote estupendas sensaciones. Las chimeneas pasan muy rápido, especialmente las dos primeras y el pedrero, si ya vas mentalizado no se hará tan pesado. Esperamos que disfrutes mucho la ascensión! Ya nos contarás! Un fuerte abrazo!

      Eliminar