Monte Toubkal

CORDILLERA DEL ATLAS

⛰Techo del Atlas

La cordillera del Atlas forma un sistema montañoso que se extiende a lo largo de más de 2.000 kilómetros, entre Túnez, Argelia y Marruecos.

El macizo marroquí, se subdivide a su vez en tres cordilleras; el Atlas Medio, el Pequeño Atlas o Anti-Atlas y el Alto Atlas donde reside el pico más alto de todo el norte de África; el "Jbel" Toubkal con 4.167 metros de altitud.

En la cima del Toubkal, el techo de la Cordillera del Atlas



Es seguro que los viajes, como decía el helenista Pedro Olalla, nos traen eso de lo que el hombre se pasa la vida huyendo; la fina tensión de enfrentarse cotidianamente a lo desconocido.
En nuestro caso, además, este intenso viaje, nos ha dejado la experiencia de una gran montaña, el sabor de la nieve en África, el olor de la lluvia, la claridad del sol...
Una montaña grande y bella, en un continente tan cercano como distinto, dispuesto siempre a acogernos, dispuesto siempre a sorprender a quien se quiera perder en su riqueza.

PRIMERA JORNADA
España - Marruecos
Viaje España a Marruecos

📌La forma más habitual de llegar a Marrakech es en avión a través de las múltiples combinaciones y vuelos regulares, que ofertan las distintas compañías.

Nosotros volamos con Ryanair desde Santander, que ofrece vuelos directos, que unen ambas poblaciones, los lunes y viernes. 
Esperando el vuelo camino de Marrakech

El AEROPUERTO DE MARRAKECH-MENARA es uno de los más concurridos de Marruecos, con un diseño y arquitectura que juega con los reflejos y las sombras muy atractivo, ejemplo de la nueva arquitectura árabe.
La terminal cuenta con una capacidad para acoger hasta nueve millones de pasajeros al año.

Llegando al aeropuerto de Marrakech-Menara anocheciendo


Antes de pasar por el control de pasaportes para su sellado, rellenamos la "ficha de entrada" al país.

Rellenando la ficha de entrada a Marruecos en el aeropuerto de Marrakech


Dejamos atrás la espectacular cúpula del aeropuerto...
Salida del aeropuerto de Marrakech-Menara


...y vamos en busca del conductor que nos llevará hasta Imlil.


📌Contratamos el  servicio de taxi con el Refugio del Mouflons desde España, aunque es posible negociarlo en el mismo aeropuerto o través de los touroperadores.
El precio habitual está alrededor de los 500 dirhams por trayecto, en nuestro caso, lo contratamos por 400.


IMLIL "El lugar blanco"
Es la base principal para las ascensiones al Alto Atlas y hay numerosos albergues, pequeños restaurantes y tiendas destinadas al turismo de montaña. 
Su población de etnia bereber, compagina esta nueva fuente de ingresos con las tradicionales; como la agricultura y la ganadería, siendo el pastoreo de cabras u ovejas, una actividad muy común.

Nuestro alojamiento en Imlil...
Alojamiento en Imlil

...y el primer tajine para cenar.
Primera comida en Imil

GASTRONOMÍA 
La cultura culinaria marroquí es de gran riqueza y diversidad. Siendo sus platos más característicos los estofados de cordero o pollo, elaborados en el tajín (recipiente cerámico). El cuscús, pequeñas bolas de sémola que se cocinan al vapor y sirven de plato único o guarnición, o las koftas, albóndigas especiadas de carne, acompañadas de verdura.


SEGUNDA JORNADA

Imlil - Refugio Mouflons
Map3D con la ruta señalizada hasta el Refugio de ToubkalPerfil de la ruta señalizada hasta el Refugio de Toubkal

 Descargar Track-Gps de la ruta


D A T O S    D E    R U T A
Hicimos la ruta el 28 de marzo de 2019
Distancia: 11.6km
Desnivel: 1.476 m
Dificultad: de 1 al 5 criterio MIDE ?
Criterio MIDE

📌Para la ascensión, tanto hasta el refugio como hasta la cima del Toubkal y el regreso hasta Imlil, es obligatorio el acompañamiento de un guía autóctono
Durante la subida al refugio, en nuestro caso, tuvimos que pasar hasta tres controles en los que nos solicitaron el pasaporte y comprobaron que fuéramos acompañados del guía. 
La contratación de este servicio, la hicimos con el mismo refugio por un total de 800 dirhams (unos 75€) por los dos días.

Para la subida hasta el refugio, aunque no es obligatorio, sí resulta habitual contratar los servicios de un mulero que portee las cargas más pesadas. De esta manera, podremos disfrutar de más comodidades durante la estancia y hacer que al día siguiente, nos vuelva a bajar hasta Imlil, el material que no precisemos para la ascensión al Toubkal.
En nuestro caso, los servicios del mulero los contratamos con el mismo refugio y por el viaje de subida y bajada nos cobraron 300 dirhams (unos 27€).
Para el trayecto hasta el refugio, el mulero, en ningún caso puede servir como sustituto del guía, por lo que su contratación es totalmente independiente.

A las 8:00h, el mulero llega a la puerta del hotel y comenzamos a preparar la marcha.
Preparando la mula e iniciando camino al Refugio de Toubkal

Habíamos quedado a la misma hora con el guía, pero no aparecía y comenzamos a caminar con el mulero hacia el centro de Imlil, ya que la previsión era de lluvias y no queríamos demorar la partida.
Primeros pasos por Imlil

Imlil es una zona de dispersos poblados y nos dirigimos a su centro por la única carretera que existe.

Vamos cruzando Imlil y teniendo nuestra primera imagen del pueblo...
Atravesando Imlil

...ya que la llegada del día anterior se produjo de noche.

Algunas mulas reponen fuerzas para una nueva jornada de porteo.

En la zona centro del pueblo, tomamos un desvío señalizado que comienza a ganar altura.

Nuestro mulero realizando algunos ajustes en la carga.

Por marcados caminos, vamos ganando altura hacia Aremd...

...la población más elevada con acceso rodado.

Una mirada atrás para ver como Imlil se queda abajo.

Llegamos así a las últimas casas, donde nos paran para hacer el primer control y donde por suerte, el guía nos da alcance, ya que no nos permitían continuar sin él. Al parecer, llegó 20 minutos tarde al punto de encuentro por un imprevisto y volvió corriendo para alcanzarnos en el momento justo del primer control. ¡Todo un fenómeno Ahmed, nuestro nuevo compañero!
Camino del Refugio del Toubkal

Tras el control debemos cruzar el ancho cauce de un seco torrente...
Camino del Refugio del Toubkal

...y pronto nos encontramos con el cartel de entrada al Parque Nacional.
Camino del Refugio del Toubkal

El Parque Nacional de Toubkal fundado en 1942, se sitúa entre los valles del N'Fiss y del Ourika, y con 100.000 hectáreas de extensión es el más importante de Marruecos, incluyendo gran parte del Alto Atlas. En su vegetación de alta montaña podemos encontrar sabinas negras, tuyas y pendejos, y respecto a su fauna, hay que destacar la presencia del arruí, un carnero de las zonas rocosas, así como el chacal, el zorro o el gato salvaje.

Se transita por un camino de trazado perfectamente visible, que pasará por varias zonas de pequeñas construcciones.
aldeas en el camino del Refugio del Toubkal

En la primera de ellas, nos ofrecen una parada para tomar té caliente, cortesía del refugio.
parada para tomar un té, camino del Refugio del Toubkal

Disfrutando del té en la primera parada.

Continuamos ganando altura hasta la aldea de Sidi Chamharouch, conocida por el pequeño santuario junto a una gran piedra blanca,...

Llegando al santuario de Sidi Chamharouch
Vista de la piedra blanca junto al santuario de Sidi Chamharouch

...donde encontraremos también, puestos para comprar bebidas y productos típicos...

...y donde pasaremos el segundo control de pasaportes.

SANTUARIO DE MARABOUT 
A 2.310 metros de altitud, junto a una gran roca de color blanco, se encuentra la gruta en la que pernoctó Sidi Chamharouch, un morabito al que se le atribuyen propiedades curativas y que se ha convertido en un lugar de peregrinación para los musulmanes. Según la leyenda, Sidi se transforma en perro por el día y vaga por la montañas, regresando convertido de noche, a su aldea de Aroumd.

Vista atrás de Sidi Chamharouch.

El camino continúa ganando altura y pasa ahora por otra zona donde poder descansar...
Continuamos camino hacia el refugio de Toubkal

...y comprar bebidas o souvenirs, pero esta vez no nos detenemos.
aldeas camino hacia el refugio de Toubkal

Algo más arriba, llegamos al último control de pasaportes, donde volveremos a tomarnos otro té.
aldeas camino hacia el refugio de Toubkal

Vista atrás desde la zona del último control.
Camino hacia el refugio de Toubkal empieza a nevar

A partir del último control, la subida se suaviza y comienza a nevar ligeramente.

A la izquierda, vemos el canal de Ikhibi Norte, por donde pretendemos descender mañana del Toubkal...

...y frente a nosotros, aparece ya en la distancia la zona de los refugios.
Zoom a los Refugios de Toubkal

DOS REFUGIOS 
El refugio más antiguo es de Neltner, rebautizado como Refugio de Toubkal y construido inicialmente en 1938 por el club alpino francés. Es el más pequeño y antiguo, pero también el más caliente si hace mucho frío. 
El refugio de Mouflons, donde nosotros nos alojamos, está situado un poco más abajo y con una superficie de 600m2 es mucho más grande y ofrece la posibilidad de encontrar habitaciones individuales. 
Ambos refugios disponen de servicio de restauración y de una tienda con productos alimenticios, donde podemos comprar comida y agua.

📌El refugio, en esta época del año, resulta frío y húmedo, por lo que es conveniente llevar ropa de abrigo seca y calzado de repuesto, si no queremos empezar "mojados" la ruta al día siguiente.
Es importante tener en cuenta, que en Refugio del Mouflons, no te proporcionan ningún tipo de calzado a la llegada y desconocemos si lo harán o no en el otro refugio.

Con el cielo oscuro y la amenaza de fuertes nevadas, llegamos al Refugio del Mouflons...
Llegando al Refugio de Mouflons

...donde nos reciben con unas palomitas, galletas y por supuesto té caliente. Aquí pasaremos el resto de la jornada, pudiendo ser testigos de una intensa nevada que descargaría a lo largo de toda la tarde y la noche.
Disfrutando del refugio del Mouflons antes de subir al Toubkal

TERCERA JORNADA
Refugio Mouflons - Toubkal - Imlil
Mapa de la ruta desde el Refugio de Toubkal al Monte ToubkalPerfil de ruta hasta el Monte Toubkal Descargar Tack-Gps de la ruta
D A T O S   D E    R U T A
Altitud: 4.167m
Hicimos la ruta el 29 de marzo de 2019
Distancia:19km
Desnivel: 1.156m (subida) / 2.414m (bajada)
Dificultad:de 1 al 5 criterio MIDE ?
Criterio MIDE

Son las 5:00h de la mañana cuando nos levantamos tras una noche de poco sueño y mucho frío y humedad.
Iniciamos ruta hacia el Toubkal



A las 6:00h estamos caminando con la luz de los frontales y no empezamos a ver nada hasta pasadas las 7:00h.
Camino hacia el Toubkal



Ha caído mucha nieve durante la noche y avanzamos en fila india por una misma huella, mientras ganamos altura por la subida más habitual: "La Ikhibi Sur".

Camino hacia el Toubkal

Una parada para despojarnos de algo de ropa y poder contemplar las primeras luces sobre las cimas del Atlas.
Camino hacia el Toubkal hacemos una parada
Vista atrás camino hacia el Toubkal

Nos dirigimos hacia el Collado de Tizi n'Toubkal, situado a 3.900m, pero la subida requiere su tiempo.
Camino hacia el Toubkal

A nuestras espaldas, el sol comienza a calentar las cabezas de algunos "cuatromiles" de la zona.
Vistas camino hacia el Toubkal
Vistas camino hacia el Toubkal

Hacia el frente, comenzamos a adivinar la silueta del collado al que nos dirigimos.
Camino hacia el Toubkal

Vamos dejando una estela de huella, sobre la que vemos avanzar a otros grupos de montañeros.
Camino hacia el Toubkal

La altitud, la luz de la mañana y un inesperado mar de nubes, comienzan a ofrecernos bonitas estampas.
vista atrás Camino hacia el Toubkal
Vista atrás camino hacia el Toubkal

Ya tenemos el collado más cerca...
Cerca del collado camino hacia el Toubkal

...aunque aquí las distancias engañan y aún tenemos que sudar las camisetas para alcanzarlo.
Cerca del collado camino hacia el Toubkal

Técnicamente la subida resulta sencilla, pero la cantidad de nieve caída nos hace estar siempre atentos.
Vista atrás camino hacia el Toubkal

Ahora sí, ya tenemos el collado a unos metros.

Nuestro guía Ahmed, en el collado de Tizi n'Toubkal a 3.900m...
En el collado camino del Toubkal

...donde hicimos una pequeña parada para disfrutar del entorno.
Camino hacia el Toubkal

Panorámica desde el collado.

Contemplando desde el collado la pala que subiremos a continuación hacia la cima del Toubkal.
Camino hacia el Toubkal
Vistas camino hacia el Toubkal
Vistas camino hacia el Toubkal

Comenzamos a subir la pala final mientras dejamos atrás el collado y a otros montañeros que han llegado a él.

Durante la subida final y con la altura ya ganada, las vistas comienzan a ser realmente bellas.

Por fin podemos ver la cima del Toubkal y su característica "punta de lanza".
Ya vemos la cumbre del Toubkal

Apuramos la marcha, pues no queremos coincidir en la cima con demasiada gente.
A un paso de la cima del Toubkal

Finalmente, alcanzamos la cumbre, que compartimos con otras 5 personas.
Toubkal, techo de la Cordillera del Atlas

Montaña Leonesa y Cotoya Pindia en la cima del Toubkal, techo del Atlas a 4.167m
Disfrutando en el Toubkal, techo de la Cordillera del Atlas

Compartiendo la cima junto Ahmed.
Toubkal, techo de la Cordillera del Atlas

Y ahora que estamos en la cumbre, toca disfrutar del espectacular entorno que nos rodea...
Vista en la cima del Toubkal, techo de la Cordillera del Atlas

Un solitario acentor alpino, ha decidido llegar hasta aquí, sabedor de que acabará teniendo premio.

Comienzan a llegar a la cumbre grupos más numerosos, así que decidimos emprender el descenso, en este caso en busca del Collado Norte, para desde allí, dejarnos caer por la Ikhibi Norte.

Esta bajada es mucho menos habitual y la recorreremos en completa soledad...

...sin ninguna huella sobre la nieve y pudiendo disfrutar de unos paisajes extraordinarios.

Croquis aproximado de la bajada que realizamos en busca del Collado Norte.

La bajada por esta vertiente, sin llegar a resultar compleja técnicamente, si requerirá de algo más de atención en su primera parte hasta el collado...

...pero sin duda la alternativa merece la pena.

Vistas del canal Ikhibi Norte, por donde descenderemos desde el Collado Norte.

La nieve recién caída, y la ausencia de huella por esta vertiente, nos hace hundirnos más en cada paso.

Alcanzamos el collado, donde la pendiente ya se suaviza....

...y continuamos para asomarnos por la vertiente Norte...

...con la intención de poder ver en la distancia nuestro punto de partida; el pueblo de Imlil.

Asomados al collado con el pueblo de Imlil en la única zona despejada que dejan las nubes.

Una mirada atrás, para despedirnos de la cumbre del Toubkal...

...e iniciar el largo descenso por la Ikhibi Norte.

Por esta vertiente, pudimos encontrarnos a pesar de la gran cantidad de nieve que había, con algunos de los restos del avión que se estrelló el 28 de noviembre de 1969. Pertenecía al operador del Gobierno de Biafra. Era un avión de carga y no hubo supervivientes. Realizaba el trayecto Faro–Sao Tomé–Uli y murieron las 8 personas que lo ocupaban. Al parecer, uno de los motores se encuentra aún entero en la misma cima del Pico Tibheirine a 3.887m de altitud.
Restos del avión estrellado.

Vista atrás durante el descenso.

La bajada no es especialmente pindia y se va haciendo sin mayor dificuldad...

...mientras vamos dibujando eses sobre la nieve impoluta.

Finalmente vemos el camino que une Imlil con el refugio y nos dirigimos a él.

Atrás dejamos la Ikhibi Norte...

...a nuestra izquierda la zona de los refugios...

...y al frente vamos a enlazar con el camino...

...tras cruzar previamente el pequeño riachuelo que nos separa de él.

Una vez en el camino, miramos atrás para ver las montañas que rodean la zona de refugios...

...y descendemos hasta el control de Imi Imfrit, donde habíamos quedado con el mulero para que nos bajara hasta Imlil el material más pesado.

Tras tomar un té caliente y reponer fuerzas, iniciamos el descenso a Imlil, donde ya no será necesario parar en los controles para enseñar los pasaportes.

Desandamos el camino de subida al refugio, pasando por los mismos puntos.

En esta ocasión, pudimos capturar la imagen de un pinzón vulgar mientras se alimentaba de un insecto.

Alcanzamos el cartel que nos marca la salida del Parque Nacional...

...y volvemos a cruzar la zona del seco torrente...

...hasta llegar a nuestro hotel en Imlil, donde pudimos descansar, calentarnos y cenar.
Fin de la ruta en Imlil, tras la ascensión al Toubkal

 i Se trata de una ruta físicamente exigente, sobre todo el día de la subida al pico y la bajada hasta Imlil.
La ruta no presenta pasos técnicos de complejidad, no requerirá el uso de las manos para realizar trepadas ni transita por zonas que puedan transmitir sensaciones aéreas o de patio. El acompañamiento obligatorio del guía, nos hará no tener que preocuparnos por el hecho de acertar con el itinerario correcto, aunque este aspecto tampoco presentaría mayores problemas.
Hay que tener en cuenta no obstante, que estamos hablando de una ruta de alta montaña en condiciones invernales, lo que supone estar habituado a caminar con crampones y piolet, tener equipo de montaña apropiado para las bajas temperaturas y una buena preparación física.

CUARTA JORNADA
Imlil - Marrakech

MARRAKECH "La Perla del Sur o Ciudad Roja" 
Es una de las ciudades más importantes de Marruecos, la tercera en población y una de las cuatro "ciudades imperiales". 
La parte antigua, la "medina", está fortificada, iniciándose la construcción de la Kasbah en el siglo XII, para protegerse de los ataques. 
Se ha convertido en la ciudad marroquí más visitada, siendo la plaza Djemaa el Fna, su corazón y uno de los espacios más concurridos del mundo. 
Otra gran atracción es el zoco, que conserva su esencia de hace cientos de años y la mezquita Kutubia del siglo XII, que con su minarete de 70 metros es el edificio más representativo del arte almohade en la ciudad.

Hacia las 11:00h de la mañana llegamos a nuestro riad en Marrakech donde nos reciben con un té.
Alojamiento en un riad de Marrakech

ALOJAMIENTOS 
Dentro de la medina podemos alojarnos en los riads; casas tradicionales de varias plantas, con patio interior y terraza en la azotea. 
Si se busca un hotel más occidental, habrá que hacerlo fuera de la medina, en la parte nueva y rica de la ciudad, a lo largo de grandes avenidas.

Pronto dejamos las coloridas salas del hotel...

...y comenzamos a pasear por las calles de Marrakech, donde los gatos serán una constante.

Podemos ver como todas las calles están llenas de vida y de comercio...
Callejeando por Marrakech

...mientras vamos caminando en busca de la popular Plaza Jemaá el Fna.
Callejeando por Marrakech

Nos resulta llamativo tanto donde mirar, pero no debemos descuidarnos o corremos el riesgo de ser atropellados por alguna de las múltiples motocicletas que corren por las estrechas calles entre los peatones.
El zoco de Marrakech

Llegamos a la Plaza Jemaá el Fna, un lugar surrealista donde pudimos ver encantadores de serpientes, aguadores y todo tipo de comerciantes, entre una música constante que nos hizo sentir parte de un cuento, en el que sólo faltaron las alfombras voladoras.
En la Plaza Jemaá el Fna en Marrakech

Desde la plaza, buscamos las estrechas callejuelas del Zoco...
Callejeando por Marrakech

...donde pasamos un buen rato perdidos entre puestos de todo tipo.
Callejeando por Marrakech
En los zocos de Marrakech

Un nuevo té a la sombra entre los puestos del zoco.
tomando un té en Marrakech

Cruzamos de nuevo la Plaza Jemaá el Fna, camino de La Koutoubia...
en la plaza Jemaá el Fna en Marrakech

...una torre en la que La Giralda de Sevilla basó sus trazas.
Vistas hacia La Koutoubia de Marrakech

Regresamos al hotel contemplando las entradas al Palacio del Badi...
Vistas al palacio de Badí en Marrakech

...y pasando por el Mosqueé el Mansour o Mosqueé de la Kasbah...
Vistas hacia el Mosqueé el Mansour en Marrakech

...frente al cual acabaríamos cenando en el Zeitoum Café.
Disfrutando de la noche en Marrakech

Ya de noche, regresamos a una de las terrazas de la Plaza Jemaá el Fna...
De noche en la Plaza Jemmá el Fna en Marrakech

...para contemplar relajadamente el bullicio de la plaza...
Disfrutando de la noche en la Plaza Jemmá el Fna en Marrakech

...al calor de unos tés y unas pastas típicas de Marrakech.
tomando un té de noche en la Plaza Jemmá el Fna

Ya es un nuevo día y el viaje se acaba camino del taxi que nos llevará al aeropuerto de Marrakech.
FIN de VIAJE

12 comentarios:

  1. jo, no falta nada. Esto si que es una crónica detallada de la actividad. Ha sido muy agradable rememorar cada momento, cada detalle. Enhorabuena por el magnifico reportaje. Con vuestro permiso, lo enlazo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javi. Hemos disfrutado mucho editando la entrada y recordando los momentos vividos. Gracias por enlazarnos, un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Preciosa y muy detallada
    Muy buen reportaje que me hizo recordar nuestra experiencia
    Un abrazu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Monchu, seguro que vuestra experiencia fue tan intensa como la nuestra.
      Un fuerte abrazo y hasta pronto!

      Eliminar
  3. Buena cronica detallada de la ruta y bonitas fotos.
    Seguro será de gran ayuda para nuestro grupo de 6 personas que iremos en Semana Santa.
    Esperemos el tiempo respete y podamos disfrutar de esas vistas y de todo lo demas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Seguro que tenéis suerte con el tiempo y disfrutáis mucho de la experiencia. Cualquier duda nos comentáis. Un saludo!

      Eliminar
  4. Enhorabuena por es acumbre. Hace años pase un par de semanas por Marruecos y arrimamos a Imlil, pero no para ascender el Toubkal. No dudo que la nieve caida la noche anterior dificultara la ruta, pero a cambio el paisaje estaba espectacular.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Conoces la zona, así que sabes de los encantos de esta tierra. La nieve y el mar de nubes todo un aliciente, aunque en este último caso, hubiéramos preferido que estuviera más despejado para atisbar el desierto desde la cumbre. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Estupendo reportaje!!! Grandiosos paisajes los del Atlas. Uno de los viajes que queremos hacer a corto plazo es a Marruecos, y subir al Toubkal, por supuesto, a ver si en un par de años...de momento nos quedamos con vuestras vivencias tan bien narradas e ilustradas ;). Enhorabuena por la cima y la experiencia, y gracias por compartirla con nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un viajecín exprés de lo más entretenido y además muy cerca, por lo que seguro que no tardando, hacéis una escapada.
      Muchas gracias por tus palabras, un abrazo!

      Eliminar
  6. Muy buena descripción detallada del recorrido y el viaje, una duda, es obligatoria si o si la compañía de un guía durante la ruta entera? O solo con un mulero ya te dejan pasar en los controles? Vamos la semana que viene y si podemos no contratar guía mejor. Gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nacho.
      Por el momento el guía es obligatorio, lo que es opcional es el mulero. El mulero en ningún caso sustituye al guía.
      Un saludo y a pasarlo estupendamente!

      Eliminar