Pico Rocigalgo


TOLEDO


MONTES de TOLEDO




Altitud: 1.448m 
Hicimos la  ruta el 27 de mayo de 2017
Ida y vuelta: 20.94km
Desnivel: 939 m 
Dificultad:de 1 al 5 criterio MIDE ?




Los Montes de Toledo son una antigua cordillera formada hace más de 300 millones de años, muy erosionados tras la orogenia alpina.
Están formadas por varias sierras de distribución anárquica, que confieren al terreno una gran variedad paisajística, formando alguno de ellos,  parte del Parque Nacional de Cabañeros.

Mapa IGN con la ruta señaliza


PUNTO DE INICIO:

La ruta parte de la Caseta de Información habilitada, en los límites del Parque Nacional de Cabañeros.

Para acceder, deberemos tomar un desvío en la CM-4155 de las Becerras, que se encuentra aproximadamente a unos 10km de Los Navalucillos, en dirección Robledo del Buey.


A través de una pista de tierra descenderemos el valle hasta el Río Pusa, que una vez pasado, nos dejará en poco tiempo en la caseta de información, donde hay habilitado una zona de aparcamiento.


 Actualmente el acceso es libre, existiendo la opción de contratar un guía (más info).

Ver itinerario en coche desde Cáceres, Ciudad Real, Cuenca y Madrid.


Zona de aparcamiento habilitada


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
La ruta, parte dirección Este, junto a la vera del Arroyo del Chorro.


Tras pasar por la caseta de información comenzamos a caminar

 Los perros están autorizados a realizar la senda siempre y cuando se les lleve sujetos con la correa, además de otras cuestiones que aquí se recogen.


La primera parte del recorrido transcurre por una pista de tierra, rodeados en gran parte por encinas, tan representativas del monte mediterráneo.

Entrando en la pista.

La ruta se encuentra señalizada en todo el recorrido

Hasta el pico Rocigalgo gran parte de la ruta transcurre a la sombra. 
Fresnos y sauces conviven con el castaño y el arce, y hacen más agradable el caminar pese a las altas temperaturas.

Hay que aprovechar todas las posibilidades para hidratarse

La pista continua hasta una pequeña explanada, conocida como la "toma de agua", donde encontramos una pequeña presa.
En ese momento empezará una senda acondicionada, por donde empezaremos a ganar altura.

Inicio de la senda y del desnivel de la ruta

La senda transcurre entre rebollos y encinares

Después de atravesar un pequeño puente, nos encontramos con la primera bifurcación del camino.
Tomaremos el desvío de la derecha, para acercarnos a conocer la primera cascada de la ruta; El Chorro.

Bifurcación en el senda

Los últimos metros los recorreremos a través de una pasarela de madera que desemboca en un mirador. 
Hasta aquí habremos recorrido 4,3km.

Pasarela acondicionada de madera que acaba en frente de la cascada

Algunos resquicios de los hielos polares todavía se conservan y gracias a ellos, descubrimos este reducto de humedad, que guarda los supervivientes de otras épocas más frías.


Los 18 metros de la cascada del Chorro

Regresaremos por el mismo camino hasta la bifurcación, donde retomaremos el camino en cómodo ascenso, que nos conducirá hasta el segundo salto de agua; La Chorrera Chica.

Postes informativos nos guiarán.

En la ascensión atravesaremos algunas "pedrizas" (o canchales), un elemento muy destacable en estos montes, resultado de ciclos de congelación y deshielo.

Cúmulos de bloque de cuarcita formando grandes canchales

La jara está muy presente en todo el recorrido

Hasta llegar a otro paso singular de la ruta; Las Cornisas

Un pasillo lateral rocoso, que está habilitado con una cadena a modo de pasamanos, para evitar resbalar en los días más húmedos.

Detalles del paso por las Cornisas

Una vez atravesado este pasillo rocoso, llegaremos a una segunda bifurcación, que nos dará la posibilidad de acercarnos hasta el segundo salto de agua; La Chorrera Chica.




La Chorrera Chica se encuentra a 6,2 km del inicio de la ruta 

Volveremos de nuevo sobre nuestros pasos hasta la bifurcación, para continuar ahora, hasta el principal objetivo del día; el Pico Rocigalgo.


A partir de aquí, los brezales se vuelven dominantes y algunos miradores naturales nos ofrecen unas vistas excepcionales de todo el valle.


Primero por la ribera del río... 

...después a través de un bosque de robles.

Hasta llegar a un collado, donde tomaremos una pista hacia la izquierda, que en ascenso, nos dejará en la cima de los Montes de Toledo.

Indicaciones en el collado

Cogiendo un tramo de pista


Tras coronar la pista, nos encontramos con este primer gran hito de piedra y...

... un poco más adelante, junto a una plataforma-mirador de madera, encontraremos un vértice.


Desde el mirador, podemos observar gran parte del sector septentrional de los Montes de Toledo.

Cima del Pico Rocigalgo 1.448m

 En este momento, tenemos dos alternativas. 
  • volver por el mismo camino hasta la caseta de información (recorrido casi a la sombra, a la vera del río y menos kilómetros)
  • regresar haciendo una circular por la loma de de la Sierra Fría (más kilómetros, sin sombra)
Fieles a nuestro gusto por la rutas circulares, optamos por la segunda opción, que después de realizarla y a día de hoy, no la recomendamos, sobre todo en días muy cálidos y soleados.


El camino de regreso discurre a través de una pista, que en algunos tramos esta adoquinada y hace más incómodo el trayecto.

Regreso por pista.

Tramos adoquinados, tal vez para facilitar el acceso rodado, por la cuerda.

La mayor parte de los relieves están formados por cuarcitas, que encierran en muchos casos restos de sedimentación y actividad biológica.

Pasado el primer tramo de pista, comenzaremos a ascender de nuevo un remonte hasta llegar una nueva bifurcación, que nos indicará el camino hacia la caseta de información.

Hay zonas habilitadas con bancos de madera para pararse a contemplar el entorno.

Aunque la riqueza ornitológica está muy presente en el Parque; carboneros, trepadores, oropéndolas, arrendajos, buitre negro, águila real...  las condiciones meteorológicas no eran las apropiadas para el avistamiento.

Panorámicas al Este desde la pista 

Panorámicas con su sol abrasador

Una vez en la bifurcación, abandonaremos la loma y comenzaremos a perder altura poco a poco, en dirección a la caseta de información de donde salimos.

Paneles informativos nos indican la distancias y tiempos aproximados

Pero antes pasaremos por el Mirador del Río Pusa, desde donde observar las crestas y pedrizas del valle.

Llegando al Mirador del Río Pusa

Paneles informativos detallados nos describen el horizonte

Continuando la pista

Paneles informativos nos descubren a viejos conocidos

En todo el regreso no encontramos ninguna fuente, ni reguero de agua y el fuerte calor nos obliga a racionar el que llevamos y refrescar a Dardo, para que pueda continuar.

Al fondo el punto de partida

Paneles informativos con los usos y costumbres de la zona

Los últimos metros antes de llegar al aparcamiento pasamos por un arroyo, que nos entonará un poco a todos.


Fin de Jornada

 La vía normal de subida al Pico Rocigalgo hará las delicias de todo senderista, pues se trata de una ruta perfectamente señalizada y sencilla, que cuenta con numerosos atractivos, como las dos chorreras y un paisaje boscoso diverso y frondoso.
La opción circular por la Sierra Fría, alargará la ruta casi tres kilómetros y en días de altas temperaturas, nos hará sufrido en el regreso.

Pincha para ver OTROS 

7 comentarios:

  1. Vaya sorpresa de recorrido, sobre todo en la parte que va del inicio a la cima. Lo poco que conozco de Toledo es muy árido, por eso me ha sorprendido tanto.

    Buen aperitivo de cara al gran menú de techos que a buen seguro nos tenéis preparado ;-)

    Un abrazo pareja... y Dardo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un descubrimiento! Un pequeño oasis resquicio de otras épocas más húmedas, que llama la atención, sobre todo la zona de las "chorreras".
      Poco a poco iremos actualizando el listado.
      Un fuerte abrazo amigo y a ver si a la siguiente tenemos opción de coincidir!

      Eliminar
  2. Son cumbres bien distintas a las nuestras porque el relieve así lo requiere, pero ese granito da una solidez al paisaje central brutal. Te llevas grandes sorpresas, siempre positivas, cuando andas por la zona. Ya vais acumulando unos cuantos. Animo aunque ya sé que no os falta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es lo bonito de este viaje.. cómo casi siempre, cuanto menos te esperas más encuentras!!
      Picos ya quedan pocos, pero subir repors sí y ya empieza a dar pereza!!
      Muchos abrazos!!

      Eliminar
    2. Bastante pereza! Ahora entiendo tanto a Javier que lleva tantos años...yo no creo que los aguante la verdad. Puedes recopilar fotografías pero ta not detalle...va agotando.

      Eliminar
  3. Una muy bonita ruta. Me ha encantado el paso de Las Cornisas, toda una gozada.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una zona curiosa, que hemos descubierto gracias a este proyecto y que merece una escapada. Un fuerte abrazo Sebas!!!

      Eliminar