Anselmo Vidal _entrevista



Hoy nos hemos acercado a Maraña, hasta el Albergue La Parada, donde nos espera todo un personaje carismático, inquieto, vivaz y entusiasta.

El día es estupendo, sacamos unas sillas y al aire libre, con el telón de fondo del bonito Mampodre, charlaremos durante horas.

Anselmo, se muestra sencillo, afable y muy natural. Mucho que contarnos y mucho que aprender de este hombre todoterreno y polifacético, que disfruta de la montaña en todas sus disciplinas y que irradia alegría a raudales.

Hoy estamos como Avigamo, el Greim más mediático.


Nacimiento: LEÓN

Profesión: Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) / Socio del albergue de Maraña.

La cima + alta: MONT BLANC

La cima + especial: Muchas, según la etapa de la vida. Algunas por la dificultad o la vía y otras, por la gente que te acompañó en ese momento.

Zona montaña favorita del mundo: La zona de COGNE (Italia). En mi etapa de escalada en hielo. Son dos valles en forma de "U", un gran glaciar de roca y ambos lados te caen cascadas de hielo. ¡Un paraíso de cascadas!

Libros recomendados: HASTA LA ÚLTIMA SUELA (Gabriel Rodríguez García)
Una novela de ficción de montaña. Es un libro genial, fácil de leer y que coincide un poco con mi visión, ahora mismo.







Actualmente tu vida gira entorno a la montaña, como profesional de rescate y ahora como socio del albergue de Maraña.

¿Cuáles han sido tus primeros contactos con el monte? 

¿Te viene de tradición familiar?

De pequeño me gustaba correr por el monte.
Me crié en el pueblo de mi madre; en Espina de Tremor, un pueblo del Bierzo Alto.
Donde no había montañas en sí, sino sierras de 1500-1700 m, donde tenías poca roca y mucha vegetación, mucho sube y baja y ¡me encantaba!.

Pero lo que era escalar una montaña no tenía ni idea lo que era.

No, nunca he tenido tradición montañera, aunque a mi madre siempre le ha gustado también la montaña. De ver un risco y decir:
- "¡Me voy a subir ahí!"__ y lo sigue haciendo.
Mi padre es pintor de construcción y la actividad deportiva que conocía cuando íbamos de vacaciones era la playa o algún chiringuito.
El concepto de los padres de toda la vida, pero no tenía tradición montañera.

Yo he ido al revés, he conocido las técnicas de la montaña (por mi profesión) antes de ser montañero.




¿Cómo acaba uno convirtiéndose en un rescatador 

profesional? ¿Es algo vocacional, lo tenías claro desde pequeño?

Como todos los niños cuando te preguntaban de pequeño. 
-¿Tú qué quieres ser?

-Yo quiero ser bombero.
Siempre he sido muy intrépido físicamente y cuando éramos pequeñajos siempre estábamos saltando tapias, azoteas.., lo que llaman ahora "Parkour", ya lo hacía de pequeño sin saber lo que era.

En la mili (servicio militar) fui destinado a Astorga y en uno de los fines de semana que salía, fui a buscar a un amigo, que estaba haciendo unos test  y le digo:
-Esto que haces, ¿qué son crucigramas?.
-No, es que me voy a presentar a la guardia civil.
-Pero..  ¿te puedes presentar tú? ¡Si no eres hijo de guardia!

Me comentó que se podía presentar todo el mundo y empecé a ojear los libros que tenía allí. Me parecieron materias sencillísimas.
Yo cuando me fui la mili, ya había acabado 5º de FP y tenía una cultura académica reciente, más alta del nivel básico que se necesitaba.

De aquella no tenía trabajo, acababa de empezar la mili y me pagaban 1.013ptas. (aproximadamente 6€) y mi amigo me estaba contando que en la Academia le pagaban 60.000ptas (unos 360€), que te equivalía al servicio militar y que tenías que estar 9 meses.
¡Justo! Llevaba un mes en el ejército, como mucho me paso 11 meses cobrando 60.000ptas. 
-¡¡Donde hay que presentarse!!

Hice las pruebas físicas, los exámenes, lo aprobé todo y estando en la academia en Úbeda, de casualidad, nos comentan que han salido unas vacantes para el GREIM.
Yo no sabía lo que era y me explican que era gente que se dedicaba al rescate de personas en montaña, de repente lo asimilo directamente con los bomberos…
- ¡¡Apuntarme!!



Pero cuando se acaban todas las pruebas, los exámenes, a una semana de acabarse la Academia vienen unos representantes de las diferentes especialidades de la GC; entre ellos la sección de montaña y nos ponen unos vídeos;
"Durmiendo en el Aneto una semana en tienda de campaña, en pleno invierno temperaturas de -22º, esquí de travesía con unos temporales... "
Me puse amarillo. 
-¡Esto qué es! Yo no sé esquiar, no sé escalar.. ¡donde me he metido!.

Y me fui a pedir la baja de lo que acababa de solicitar. 
Pero ya no podía renunciar, porque si lo hacía, en dos años no me dejarían pedir ninguna especialidad.
Solo me quedaba la opción de no aprobar, porque todavía no sabía los resultados, y ¡no apruebo!. 

¡De la que me he librado!

Pero al día siguiente me comentan que han fallado dos personas y que estoy aprobado para el curso de montaña. 

-¡Enhorabuena!.
Así que a los tres meses me fui a la escuela de montaña.


¿Dónde está la Escuela de Montaña y cómo fue la preparación?

Está en Candanchú
Fueron 9 meses de curso con una etapa estival y otra invernal.
1.800 horas de teoría y otras tantas prácticas.
Sales de la Escuela como un auténtico animal.
Luego en el grupo cada uno se especializa en lo que más te gusta


Desde entonces hasta ahora en Sabero, llevas más de
veinte años en el cuerpo
¿Cúal ha sido tu trayectoria todos estos años?



Mi primer destino fue Potes, dos años y medio.
De allí, como yo me quería meter en Sabero y era de los más nuevos, la única forma que tenía era conseguir el "preferente", que se conseguía yendo destinado a grupos que están en el norte; País Vasco y Navarra
Como era zona conflictiva, a los dos años y medio te daban un preferente con el que podías pedir destino.

Me destinaron a  Burguete, a los 2 años y medio baje a Pamplona, y a los 2 y medio me fui a Mieres, y a los 2 años y medio, me vine a Sabero.

Y ahí se acabaron, llegué a Sabero, el año que atentaron contra las Torres Gemelas y hace ahora 16 años.
Mi vida profesional se basa en 2 años y medio.


A lo largo de todos estos años habrás tenido experiencias de todo tipo.
¿Recuerdas alguna especialmente difícil?


El que ocurrió en el Puerto Ventana, fue duro psicológicamente. 


Una persona que está perdida de noche en invierno y que no se puede mover, que llamas por teléfono y que puedes hablar con él. 
Se había salido del camino un poco, nosotros pasamos al lado pegando voces, de noche sin ruidos, a esa distancia cualquiera te oye y el hombre ni nos oyó. 
-¡Ilumina con el teléfono hacia donde está la luz!__ le decíamos, pero estaba ido, no era capaz a coordinar.

Pasamos al lado del él siguiendo la ruta.
Teníamos la coordenadas, pero las que nos dio tenían mal el datum, con lo que había una diferencia de 100m. El punto que nos marcaba eran unos piornales, donde no había nada, recorriendo en círculos, en una zona donde no estaba.

A las 4 y pico de la mañana, en pleno invierno, nos refugiamos (mi compañero y yo) en una cabaña de pastores con una manta térmica a esperar que amaneciera.
Fue durísimo.

Ya en el helicóptero, desde el aire lo vimos, se había quitado los guantes, la chaqueta. Murió de frío.

Ves desde el aire, donde estaba y por donde pasaba el camino.
Al llegar al coche me puse a llorar como un tonto, pensar que le podíamos haber salvado la vida y porque no hiciera ningún ruido no le pudiéramos salvar, a mi me tocó psicológicamente muchísimo.

¿Era una de tú primeras experiencias con la muerte tan de cerca?

¡No qué va!  Si esto ocurrió hace 5 años o 6. 

Yo ya llevaba 18 o 19 años haciendo rescates y nunca me había encontrado una situación así.
Yo con los cadáveres estoy totalmente deshumanizado, no lo veo como una persona, sino como mercancía. 
Es mi mecanismo psicológico de defensa y es con gente que nunca interactúas, el problema fue hablar con él, saber que estaba vivo.

El primer rescate que tuve fue en Potes, una mujer que cayó al río y se ahogó, nunca llegue a verla, ni meterla en la camilla. Fue la primera imagen que vi de un cadáver. 

La camilla tapada con la manta y el brazo de la mujer colgando de la camilla.
Ver ese brazo colgando, tuve unas pesadillas que no te lo imaginas. 
Para mi fue lo peor de lo peor, pero 
eso te sirvió un poco de vacuna.

Debéis tener una preparación psicológica muy fuerte.


No te creas, la preparación son tus compañeros…
Influye muchísimo el comportamiento de ellos, por ejemplo, si tienes que bajar por una cantalera de piedras y ves que el compañero va echando el culo a suelo y tu nunca la has bajado, ¿cómo la bajas? ¡con el culo al suelo!.
Si el compañero ante un cadáver te contagia de ese valor. Además tu representas a una entidad, un cuerpo que se supone que tiene que proteger al resto de personas, tu te tienes que crecer.
Influye mucho la gente con que vas con la que trabajas.

En un grupo de personas lo principal para salir de una situación jodida es la actitud. Como haya una persona negativa, te va arrastrar a todo el resto a la negatividad y todo el grupo se viene abajo.
Pero como el grupo mantenga una actitud positiva, dentro de la misma situación de riesgo la situación es diferente.

Lo he visto muchísimas veces, gente que se encuentra mal, fatigada, todo en plan leve: 

- ¡Estoy agotado, no puedo seguir!. Esta zona es muy peligrosa, me da miedo bajar. 
Es llegar tú y la persona que te ve, ya no está tan cansado. ¿Eso qué es? Su actitud ha cambiado.

Cuando llegas a los grupos y hay una persona negativa, hay que cogerla y separarla. Como mínimo siempre vamos dos personas.
Según llegas ya sabes quién está arrastrando a todos al vacío, porque la persona más negativa, siempre es la que está más cansada, la que tiene más sed y empiezas a hablar con ella, sin llevarle la contraria y poco a poco la vas tranquilizando.
El resto del grupo renace.


En general el cuerpo de la Guardia Civil genera discrepancia entre la población, pero en particular el GREIM siempre ha sido muy respetado y querido.
¿Sientes esa cercanía y reconocimiento?


No, el cuerpo más respetado son los guardias civiles de tráfico… (jeje).  ¡Te lo aseguro!. 

Pero nosotros somo el más querido. Esto pasa con todos los grupos que se dediquen a apoyar.

Hacemos una labor de protección civil, siempre ayudar, ayuda directa a la persona que lo está necesitando.
La opinión que se desprende es de la persona que ayudas y de la gente que está en su entorno, 

-¡Qué bien que nos están ayudando!

Los guardias civiles de tráfico son las personas que más ayuda prestan dentro de la GC, porque son los primeros que llegan a un accidente de tráfico, los primeros que asisten, los que dan el apoyo moral y ¡qué se habla de ellos!: 
-"Son unos cabr.., siempre nos están sancionando..!"

Si nosotros sancionáramos, las idea no sería la misma, aunque denuncias ponemos, pero son denuncias que parece que todo el mundo está más concienciado con ellas, como alguien que ha hecho un vertido en un pozo tirando unos cuantos cerdos...


En el 2014, dos pilotos y un compañero vuestro moría en un rescata en la Polinosa. ¿Era la primera vez que vivías tan de cerca un suceso tan dramático?

Era la primera vez que moría un compañero de la misma unidad.
Los compañeros con los que trabajas día a día, son compañeros en los que confías tu vida cada vez que sales hacer una operación.




-¡Se han matado unos de un cuerpo profesional, que han estado ayudando a otra persona! Eso adquiere un sentimiento social más fuerte.

¿Se podía haber evitado?
Si 


¿Se arriesgo demasiado?


No, se arriesgó lo que arriesga la GC con los helicópteros que tenemos. 



Causa del accidente; caída de una piedra que golpeó al rotor.
¿Esa fue la causa fundamental?


Para mi personalmente, como Anselmo Vidal, no como guardia civil, es que no llevara grúa.

Porque si hubiera llevado grúa hubiera estado a 40m sobre el lugar del accidente y la piedra hubiera pasado por debajo y lo más que hubiera pasado es que golpeara al cable. 


Muchos se quejan de la falta de medios con los que se cuentan; "Menos medallas y más medios". ¿De cuántos helicópteros con grúa se dispone?

Dentro de GC hay 3 helicópteros equipados para rescate; uno está en Aragón, otro en Mallorca y otro en Granada. 
El resto son de uso cotidiano que apoyan a la guardia civil, que no están específicamente preparados para rescate. 
Por aquí, en la zona de Picos de Europa, la GC no tiene ningún helicóptero con grúa.

Luego tu haces un rescate con el helicóptero en el que te arrimas media ladera y los que lo están grabando;

-¡Joer vaya máquinas! 
Esto no es así, hacerlo hace 20 años cuando no había medios, no te quedaba otra, pero hoy en día hay medios. Siempre que puedo lo evito. 

Nosotros en el grupo de Sabero, tenemos el apoyo de protección civil, que tiene helicóptero equipado con grúa y rescate.
Por lo que siempre que vemos una situación que requiera grúa les llamamos a ellos.
En el accidente de la Polinosa se llamó al 112, pero el helicóptero no estaba disponible y ¿qué haces?. ¡Tienes que ir hacerlo!.

¿Cuántos helicópteros con grúa tiene protección civil en Castilla y León?
Uno

¿En Asturias? 

El helicóptero de la Morgal
Para mi el ejemplo perfecto de equipo de rescate. 

¿Por qué lo dices?

-Helicóptero equipado para rescate.
-Tripulación preparada tanto para rescate en grúa como para rescate sobre el terreno.
- Médico a bordo rescatador.
El equipo perfecto, el sistema de trabajo debería ser así, la combinación perfecta para mi.

Se está empezando a privatizar los servicios de rescate, siguiendo la tónica general de nuestros vecinos europeos.
¿Cómo ves la gestión del servicio de rescate? 


Nosotros, somos un grupo de rescate estatal y las materias de protección civil hace años que se transfirieron a las CC.AA, que son las que deciden como gestionar sus labores de protección.
El greim ahora es el apoyo a otros grupos de rescate.

En Castilla y León no somos el grupo principal, somos el apoyo al grupo principal que es el 112.
Las llamadas de emergencia están centralizadas en el 112, que es el centro coordinador que tiene a su alcance todos los medios que existe.

Ellos coordinan todo, entonces cuando tu llamas a un rescate, ellos son los que van a decidir en base a sus posibilidades, si pueden enviar el helicóptero equipado con grúa, si envían el del Greim... 

Envían un servicio u otro en base al servicio que puedan ofrecer.

Cada año aumenta la tasa de siniestralidad en la montaña, imaginamos que se hace estadísticas de ello.

En el greim se hacen estadísticas (a nivel nacional) pero se lleva desde Jaca; en el Centro de Estudios de Rescate, siempre que tenemos un rescate rellenamos una ficha y allí hacen el estudio. 



¿Ves con preocupación este aumento?
¿A qué crees que se debe?


Yo tengo una opinión mas personal sobre esto.
Tú cuando empezaste hacer montaña, lo hacías con un grupo de personas que te fueron llevando poco a poco.
Te dejabas llevar, no tenías idea de que más había, hasta que un día,  te empiezas a despegar del grupo y a hacer cosas por tu cuenta.

Hoy, está Internet, tienes a tu alcance todas las actividades del mundo, todas las reseñas de esta actividad y de repente te meten por los ojos, que si la vía de no se cuanto, que la subida hasta.. 

-¡Qué guapo! ¡Cómo mola esto!

Te hacen un reportaje en vídeo más o menos atractivo.

-¡Yo quiero ir ahí!
La gente centra sus actividades en base a lo que les entra por los ojos.

No tienen en cuenta esa formación técnica que hemos tenido de atrás, los montañeros que hemos ido más paso a paso, que hemos conocido las cosas más tranquilos y de repente ¡te encuentras en actividades que te superan!.
Sin tú saberlo, te has metido allí: 
-¡Esto no es lo que vi yo en el vídeo, esto es súperdificil y los que vi yo iban súpercontentos … ahhhh!! ¡Sácame de aquí!! 

Cuando vamos andar, no te imaginas la cantidad de gente, que se va hacer montaña el fin de semana, que entre semana el único esfuerzo que hace es bajar del coche y subir a su oficina. Y esos el fin de semana se van hacer una ruta de 8h por montaña.

Entonces te llaman; 

-¡Ay he tenido un desfallecimiento físico! Es que esta persona no puede andar, es que se nos ha hecho tarde, es que me he salido del camino...

Y a todo esto le sumas el incremento exponencial que ha habido de practicantes de montaña, así que considero que es normal que hayan aumentado las estadísticas en rescate.
Antaño hacían montaña 100 e iban progresivamente, hoy 100.000 y a lo loco, a lo que ves en Internet. No tienes a nadie que te diga que eso es mucho para ti.


¿Habría algún modo de paliar todo esto a tu juicio?

La formación desde niños, es el mejor modo.
Hoy en día el montañismo es uno de los deportes que más se practican en España.

¿Por qué en el colegio te enseñan a correr, tienes tus canchas para jugar a baloncesto o fútbol y no hay formaciones en montaña?

Y así cuando tu te enfrentes a esas situaciones, por lo menos vas a saber interpretar un plano, lo que es una roca, una vaguada.. y los chavales lo van a disfrutar.



Cobro del rescate si, cobro del rescate no. ¿Se están penalizando las actividades de montaña?
¿Cómo ves estos cobros?


Yo mal en montaña, porque los rescates que hay en montaña son un parte microscópica, respecto a los rescates que hay en la sociedad hoy en día.

¿Se ha cobrado algún rescate en León?

En León no, pero en Asturias si.
Han creado una plantilla de actividades, que se cobran. Si tu tienes un accidente dentro de esa plantilla, te lo van a cobrar.

Hay que abogar por no cobrar, porque todos los recates que hay en montaña son mínimos, le dan mucho bombo.

De las 100.000 llamadas que tiene el 112, sólo el 6% son montaña. 

Somos una parte microscópica y sin embargo se quiere cobrar a los rescates de montaña.


Con todas las actividades que has realizado. ¿Dónde disfrutas más de la montaña y qué época del año te gusta más?


A mi gusta todo. Tengo mi etapa de montaña profesional y mi etapa de montaña como montañero y las dos las disfruto de diferente manera.

Según la etapa de la vida, he tenido momentos, en los que he estado más metido con la escalada, llegué a 7b.
Ahora estoy en mis 6b+, 6c, un grado en el que disfruto sobre todo en las vías de montaña, que es lo que me gusta, pero no con la obsesión de estar en el rocódromo por la mañana y en gimnasio por la tarde.
Me gusta más el invierno, por encima de todo, me da igual el esquí de montaña, que sean corredores, que sea escalada en hielo, que sean vías de mixto.

La última obsesión de mi vida, fue la norte del Espigüete.
Cuando hice el documental de Premonición, la historia mía invernal de 5 o 6 años .
Pase 5 años en los que me molaba mogollón la escalada en hielo, organizábamos expediciones para escalar nos  fuimos a Rumanía, Eslovenia, Noruega, Francia, Italia…

En otras etapas he estado más metido en el tema de los corredores, aunque van de la mano con las cascadas.
El esquí de montaña iba básicamente en función del material que me daban, el año que las botas me sentaban bien, que no me dolían, ese año salía a hacer esquí de montaña, con mis huskys sobre todo por Vegarada.

Muchos somos los que te hemos conocido por las redes sociales, a través de tus vídeos y el personaje de Avigamo.
¿De donde nace toda esta historia? 


Desde pequeñajo, cuando tuve la primera oportunidad, me compré un cassette de doble pletina, para hacer mezclas de música.


Más tarde a un amigo le había tocado una cámara de las de WHS y empecé hacer mis primeras recreaciones y ya cuando salió el tema digital se abrió un campo grandísimo. 

Empecé a llevar la cámara a montaña, a grabar cosas que hacemos nosotros, pero al principio no tenía conciencia de que iba a gustar. 
Lo único que tenía claro era que los montajes que veía con una imágenes subiendo por una montaña, con una música soporífera y la imagen continúa, me aburrían.

Quería escapar de eso, hacer algo más entretenido, hacer un montaje que lo viera y me divirtiera. Actividades en las que pueda enseñar algo.
La primera fue la cresta Cabrones-Cerredo.

Cuando lo colgué en foropicos, fue un boom, en YouTube que estaba en los comienzos, en ese fin de semana, fue el más visto en deportes.
La gente siempre hacía fotos de la rutas y descripción, pero yo lo hice lo mismo pero con un vídeo.

¿Cuándo fuiste consciente de toda la repercusión que habías tenido y qué te habías convertido en un personaje más o menos popular? 


La primera vez que me di cuenta, fue cuando me voy al Refugio de Urriellu y viene un tío y me dice:
- Oye ¿tu eres Avigamo?
- Si
- ¡Oh! ¡Me puedo hacer una foto contigo! ¡Te he reconocido por la voz!


Y desde ahí, a cualquier refugio de montaña que he ido, sea en Pirineos, en Poqueira.. siempre ha habido alguien que me ha dicho, ¡me encantan tus vídeos! y me he ido acostumbrando.
Pero al principio era algo impactante.


Nunca he buscado ser famoso, sino enseñar lo que yo estoy haciendo, cosas que a lo mejor la gente normal no podía hacer, para que vieran como es.



8 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrevista. Gracias por compartir. Un abrazo para los cuatro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra mucho Viti. Nos alegra conocer tu opinión, siempre nos parece interesante descubrir cosas nuevas de personas relacionadas con la montaña.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias por la entrevista, muy buena! Y Avigamo, un maquina, tío más sano y majete, 2 veces he coincidido con él. Un saludete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adrian, nos alegra conocer tu opinión. Saludos amigo!

      Eliminar
  3. Bonita entrevista, no suelo leer tanto y me la he tragado entera jajajjj
    Felidades a tod@s.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, nos alegra saber que te ha sido entretenida.
      Saludos amigo!!

      Eliminar
  4. espectacular entrevista a nuestro amigo Avigamo ahora ya sabemos algo mas de el y de su trabajo , un saludo para vosotros y para Anselmo Avigamo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, nos agrada mucho saber que os gustado. Un fuerte abrazo amigos!!

      Eliminar