Pico da Vara



Pincha aquí y descubre el resto de la isla   a nuestro lado.

Original copyright Cotoya Pindia's Blog
Altitud: 1.103m
Hicimos la ruta el 20 de abril de 2015
Ida y vuelta: 7,1 km
Desnivel:  382m
Dificultad: de 1 al 5 criterio MIDE ?




El Pico da Vara es con 1.103m la montaña más alta de la Isla de Sâo Miguel en el archipiélago de las Azores.

Existen dos rutas bien señalizadas para acometer su ascensión;
Una más larga y con mayor desnivel que parte de la localidad de Algarvia, situada al norte del Pico y otra más corta y con menor desnivel, a la que se accede desde una pista forestal, situada al Oeste del Pico da Vara.

Es frecuente que este pico esté metido entre nubes o cubierto por densas nieblas, debido a su altitud y a su proximidad al mar. 
Este fue nuestro caso, por lo que decidimos optar por el trazado más corto para alcanzar su cima y así, disponer de mayor tiempo, para poder visitar otras zonas de la isla que se encontraban despejadas.

Para acceder al punto de inicio de la ruta, tomaremos la vía rápida EN1-1A, que transcurre por el norte de la isla en dirección a la población de Nordeste.
Abandonaremos la vía rápida en la salida que indica Achada y nada más hacerlo, saldremos a una pequeña rotonda donde deberemos tomar la tercera salida (no hay ninguna indicación).
Nada más tomar esta tercera salida de la rotonda, la vía se convierte en una estrecha carretera, que en dirección sur, nos hará ir ganando altura.
Pasados unos 3km, el asfalto desaparece y la carretera se convierte en una pista, transitable eso si, para todo tipo de vehículos.
La pista alcanza su máxima altitud en una cerrada curva a la derecha, donde podremos ver unos paneles informativos y una señal que indica el inicio de la subida al Pico da Vara.
Existe un espacio amplio donde dejar el coche pocos metros después de la curva.


Zona donde aparcamos el coche para iniciar la ruta
 Paneles informativos de la zona y letrero que indica el inicio de la subida al Pico

La ruta transcurre en todo momento por un marcado y visible sendero, y todos los desvíos se encuentran debidamente señalizados, por lo que a pesar de las frecuentes nieblas en la zona, no existe posibilidad de pérdida.


Punto de inicio de la ruta

La niebla no nos dejó ver el pico en ningún momento pero nos dió pequeñas treguas, ofreciéndonos algunas vistas hacia la parte sur de la isla.


Panorámica al sur
 Vistas hacia Povoaçao
 Panorámica hacia el sur

Transcurridos unos 2km, la ruta enlaza con la PR 7, que  sube al Pico da Vara desde Algarvia


Seguiremos el desvío de nuestra derecha en dirección al Pico da Vara

 Vistas entre nieblas
 Vistas entre nieblas

Poco después de haber pasado el cruce de caminos con la PR 7, encontramos un monumento conmemorativo de un accidente aéreo. 
El 27 de octubre de 1947, un avión de Air France se estrelló en ese mismo punto, cobrándose la vida de todos los pasajeros y tripulantes que iban a bordo.

Continuamos el camino dejando atrás el monumento conmemorativo del accidente aéreo
 Panorámica desde la senda hacia el sureste
 Aprovechando pequeños claros que se abren fugazmente
 Avanzando por la senda

En el tramo final de la ruta, nos sorprende nuevamente, otro monumento conmemorativo de un accidente aéreo. En este caso, el monumento es en memoria de Manuel Cardoso, un piloto de las Fuerzas Aéreas Portuguesas, que perdió la vida el 13 de mayo de 1943, al estrellarse con su avión en esa zona de la montaña.

Monumento conmemorativo 
 Mirando el monumento desde la senda.
 A pocos metros de la cima
 Cima del Pico da Vara 1.103m
No había buzón, así que sacamos la foto y nos volvimos con nuestra tarjeta

No había demasiado viento, por lo que decidimos esperar un rato en la cima, con la esperanza de que se abrieran algunos claros y disfrutar así, de las maravillosas vistas de la isla que ofrece este pico.

Haciendo tiempo...

La espera no dio el resultado deseado y apenas pudimos obtener un par de panorámicas en las que ver poco más que niebla...


Panorámica de cumbre
 Panorámica de cumbre

La espera nos valió al menos para conseguir este primer plano de una Alvéola Amarela, que al parecer es un ave típica de la isla. (Confíamos en que nuestro amigo Kónico, del blog Mareando la Perdíz, nos corrija si no estamos en lo cierto).


Alvéola Amarela

El regreso lo realizamos por el mismo camino hasta el coche, y sin mejores resultados con respecto al tema de la omnipresente niebla.


Panorámica durante el regreso
 Llegando al final de la ruta con el coche al fondo

Se trata de una ruta de poco más de 7 km que no llega a los 400m de desnivel y que se encuentra perfectamente señalizada. Transcurre en todo momento por sendero visible y no requiere el uso de las manos ni tiene pasos que puedan dar sensaciones aéreas. Es por tanto, una ruta sencilla y asequible que en el caso de contar con un día despejado, nos brindará unas espectaculares vistas de casi toda la isla.

6 comentarios:

  1. A pesar de la niebla se intuyen preciosos lugares. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue nuestra primera excursión en la isla y empezamos a temernos lo peor, pero por suerte, ese mismo día, tan sólo unas horas después, estábamos disfrutando ya de otras rutas con un magnífico sol.
      Una pena lo de esta cima, porque habíamos visto algunas imágenes que nos hubiera gustado poder fotografiar.
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Menuda sorpresa. Creia que era La Vara de Laviana. No tuvisteis muy buena suerte con el tiempo, pero opino lo mismo que Paloma.
      Hecho en falta alguien. Un saludo y disfrutar de las vacaciones

      Eliminar
    3. Hola Sebastian, este era el pico más alto de la isla y aunque no pudimos disfrutar de sus vistas, la isla está llena de numerosas rutas y lugares que nos dejaron fantásticos paisajes para el recuerdo. Hemos pretendido dejar una muestra de ello, en estas entradas dedicadas a la Isla de Sâo Miguel.
      Nosotros también echamos de menos a Dardo, pero alguien tenia que guardar el hogar en nuestra ausencia jajaja.. Un fuerte abrazo!!!!

      Eliminar
  2. Hola Cotoya.
    Solo decirte que el ave que citas, la Alvéola Amarela, corresponde a una la lavandera boyera, un tipo de lavandera de color verdiamarillo que tenemos por España.
    Luego miro que puede ser eso (se lo pregunto a Martín), es que ahora me voy al monte.
    Saludos

    ResponderEliminar